La psicología positiva es una corriente psicológica que, aunque apareció hace más de 20 años, ha cogido gran fuerza en los últimos años. La psicología positiva estudia cómo favorecer las fortalezas y virtudes del carácter del ser humano, como el optimismo, la alegría, sentido del humor, inspiración o la motivación.

Todo ello con el objetivo de desarrollar y potenciar una actitud positiva para vivir una vida plena y fluida. Además todo esto actúa como una prevención para los problemas relacionados con la salud mental.

Christoper Peterson ofrece la siguiente definición de Psicología Positiva:

“La Psicología Positiva es el estudio científico de lo que hace que la vida valga más la pena. Es la llamada de la psicología científica y práctica para estar tan preocupados por las fortalezas como por las debilidades. Tan interesados en construir cosas mejores en la vida como en reparar lo que está peor. Y tan relacionado con crear vidas plenas en gente normal como en curar la patología”

 

El cambio de enfoque de la psicología positiva

Lo más destacado de la psicología positiva consiste en poner el punto de atención en lo que ya tiene de por sí la persona, es decir, en lo que ya está realizando bien de manera casi innata.

Hasta no hace demasiados años, el sistema educativo (tanto en la escuela como en el hogar) centraba sus esfuerzos en ayudar al alumno fortaleciendo aquellas áreas que les suponían un mayor problema y no seguir potenciando aquellas en las que ya destacaban. La psicología positiva actúa un poco de forma contraria a esta idea poniendo el foco en desarrollar los puntos fuertes.

Las últimas investigaciones en psicología positiva han demostrado que cuando una persona pone el foco en sus fortalezas, tenemos más energía, obtenemos mejores resultados y, en definitiva, nuestro rendimiento aumenta al igual que lo hace nuestra creatividad.

 

Psicología positiva Vs Pensamiento Positivo

En ocasiones puede llegar a haber cierta confusión entre los términos psicología positiva y pensamiento positivo. La principal diferencia radica en que la psicología positiva sostiene que las emociones desagradables son necesarias para aprender y seguir creciendo. Son una parte indisoluble del ser humano.

 

¿Cuál es el origen de la Psicología Positiva?

Hasta los años 90, gran parte del estudio psicológico se había centrado en el abordaje de las enfermedades mentales y sus tratamientos, sin embargo Martin Seligman se dio cuenta que era necesario dar un nuevo paso y estudiar la psicología desde el punto de vista de todo lo que hace feliz al ser humano para ayudar a las personas a crear una realidad mucho más satisfactoria.

En definitiva, el objetivo de estos interesantes estudios consistía en enseñar a las personas a ser más felices. Básicamente estableció que la felicidad podía construtirse mediante el trabajo de 3 dimensiones en concreto:

 

Vivir una vida placentera

Una vida placentera consiste en saber promover las emociones positivas y conseguir que éstas sean duraderas. Para conseguirlo es necesario encontrar un equilibrio entre nuestro pasado, presente y futuro.

Esto se puede conseguir perdonando y agradeciendo lo que nos ha sucedido en el pasado, aprendiendo a lidiar con las emociones negativas en el presente y mirando hacia el futuro con optimismo y esperanza.

 

Construir una buena vida

Disfrutar de una buena vida no es algo tan sencillo como puede parecer. La felicidad no siempre viene de la mano de un mayor éxito, riqueza o posesiones, sino en alcanzar nuestro máximo potencial humano con el objetivo de sentirnos más plenos, libres y felices.

 

Vivir una vida significativa

Una vida significativa o una vida con significado orientada al ejercicio de la bondad, a dejar de lado el placer personal para ponernos al servicio de aquellos que nos rodean.

 

Aplicaciones de la psicología positiva

Los aportes de la psicología positiva han tenido un gran impacto en distintos ámbitos:

Área clínica: Aquí el objetivo es desarrollar estrategias terapéuticas que favorezcan la experiencia emocional positiva.

Salud: El objetivo de la psicología positiva en el ámbito de la salud es estudiar las fortalezas y virtudes humanas y los efectos que éstas tienen sobre los individuos y la sociedad.

Educación: Aquí el foco se encuentra en las fortalezas o atributos positivos de las personas en ambientes académicos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies